314 593 4278 - 271 4067 sembrandopazcolombia@gmail.com

DIMENSIONES DEL PROCESO

En Sembrandopaz relacionamos nuestro trabajo con la metáfora de un pájaro. El cual para mantener el vuelo requiere que sus dos alas estén armónicas y en equilibrio. Una de sus dos alas representa el trabajo del área de Cultura Política, nuestras comunidades deben entender la importancia de la participación, capacitarse en derechos humanos, políticas públicas, resolución de conflictos y reconciliación; y la otra representa lo económico o área del Buen Vivir, cómo pasan de la vulnerabilidad a la sustentabilidad, reflexionar en qué es la riqueza, cómo se produce y que la falta de esta no es necesariamente es la pobreza.

Pero este pájaro no se queda en el aire en algún momento debe aterrizar y sus patas representan las dimensiones de Ética y Espiritualidad, y Estética y Arte, necesitamos que nuestras comunidades entiendan y practiquen el valor de la ética, que el arte arrope sus comunidades y que visionen la espiritualidad más allá de la religiosidad. Por último, la cabeza del pájaro que guía nuestra búsqueda de la paz integral.

Dichas dimensiones complementan el vuelo de la sustentabilidad que promovemos en las comunidades donde trabajamos. Y que a continuación ampliamos:

Economía Para el Buen Vivir

El modelo actual de desarrollo económico en Colombia está dominado por agricultura de gran escala e industrias extractivas como la minería. Con su enfoque en la ‘modernización’ de la agricultura a través la introducción de mono-cultivos, semillas híbridas y transgénicas, y subsidios a los grandes productores, este sistema amenaza el sustento de los campesinos tradicionales en Colombia incluyendo las frágiles comunidades afectadas por el conflicto armado en la costa caribe. Usando los conocimientos y prácticas locales, Sembrandopaz ayuda a estas comunidades a crear y compartir alternativas agro-ecológicas. A través estas prácticas los campesinos podrán mejor competir en el mercado agrícola colombiano al mismo tiempo protegiendo el medio ambiente y sus comunidades. Sembrandopaz invierte en sociedades comunitarias, dándoles el capital necesario para lanzar nuevos proyectos productivos. Sembrandopaz también organiza intercambios campesinos y promueve proyectos alternativos de agricultura en su propia Finca Villa Bárbara.

 

 

Logros

  • Sembrandopaz ha capacitado cientos de pequeños productores en métodos de agricultura sostenible así dándoles las herramientas para poder competir mejor en el mercado agropecuario.
  • En sociedad con Sembrandopaz  se han financiado aproximadamente más de cien pequeñas propuestas productivas dando así  vida al desarrollo económico comunitario.

Finca Villa Bárbara

La Finca Villa Bárbara fue adquirida por Sembrandopaz hace alrededor de 20 años, con el objetivo de refugiar a campesinos desplazados a causa del conflicto armado, se convirtió en un santuario de paz donde las personas podían alojarse temporalmente mientras encontraban un hogar. Años después cuando el conflicto cesó en Montes de María pasó a ser una finca ganadera y agrícola, pero, a partir del año 2013 empezó un proceso de restauración y conservación del Bosque seco tropical. Villa Bárbara actualmente es una finca orgánica, un centro de capacitación, una reserva forestal y una escuela de arte. Gran parte del territorio de la finca hoy es un bosque secundario, en el que habitan diversidad de animales y plantas que encuentran en este lugar un refugio, puesto que a causa de  las malas prácticas agrícolas y ganaderas han perdido su hábitat.

Sembrandopaz  muestra a través de la Finca Villa Bárbara que es posible una relación armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza, ya que se ha convertido en un espacio que  inspira a los campesinos montemarianos y a los visitantes en prácticas sostenibles de agricultura, en la protección y conservación del Bosque Seco Tropical, en la construcción de paz a través del respeto y amor hacia la tierra. Así mismo, utiliza el arte como herramienta para la educación ambiental, la reutilización de materiales y la sensibilización de las prácticas de consumo que tienen las personas diariamente. En este sentido, la finca se concibe como un santuario de paz  y de la vida silvestre, pues encarna los principios de paz, reconciliación, sostenibilidad y de comunidad que Sembrandopaz ha venido construyendo desde su creación como organización comunitaria. Este espacio ecológico condensa el sentir y vivir que se transmite a las comunidades, en el que se materializa la metáfora del pájaro, al incluir lo político, medio ambiental, artístico y ético-espiritual dentro de un proyecto que se ha venido construyendo con la experiencia acumulada a lo largo de estos años de trabajo en Montes de María. Como consecuencia, la finca busca convertirse en un espacio ecoturístico, en el que tanto los turistas como los campesinos montemarianos  puedan conocer la experiencia de transformación del lugar.

Cultura Política

La costa caribe de Colombia ha sido azotada por violencia, desplazamiento, estancamiento económico, y la falta de liderazgo político viable por mucho tiempo. Sembrandopaz acompaña estas comunidades para que encuentren sus propias soluciones a estos problemas endémicos. Las mismas comunidades han afirmado: “Merecemos disfrutar los mismos derechos socio-económicos que cualquier ciudadano quisiera tener: servicios básicos, electricidad, saneamiento básico, agua limpia, salud, educación, casas dignas, proyectos productivos, y atención especial para ancianos, adolescentes y la niñez.” Sembrandopaz ayuda a estas comunidades a realizar estas metas a través acción política participativa muchas veces identificando y creando espacios dentro de la estructura política para una mayor y más amplia participación comunitaria. Sembrandopaz también ayuda a las comunidades a descubrir cuales destrezas y herramientas necesitan para exigir sus derechos en el marco de la ley, cuales capacidades ya existen en la comunidad, y como construir sobres esa base. Frecuentemente esto incluye consejería y capacitación legal, construcción de capacidades en la organización comunitaria, acción colectiva no-violenta, acompañamiento a las comunidades en sus acciones colectivas, y desarrollo de liderazgo.

     

    Logros

    • Sembrandopaz ha ayudado a formar más de 50 equipos de líderes locales en comunidades afectadas por el conflicto.
    • Sembrandopaz impulsó la Comisión Ciudadana de Reconciliación y Paz del Caribe que coordina y da voz a grupos de la sociedad civil en la región, y vincula grupos nacionales y regionales a estos grupos de la costa caribe.
    • Sembrandopaz ha creado un espacio para colaboraciones en la planificación y evaluación de los procesos de reparaciones en los departamentos de Sucre y Bolívar en conjunto con los gobiernos locales y departamentales, la Unidad de Victimas del gobierno nacional, y líderes comunitarios.
    • En 2011 Sembrandopaz ayudó a los líderes de Mampuján a organizar una marcha pacífica de 3 días para exigir sus reparaciones como víctimas del conflicto civil. Esta marcha fue parte de un proceso que logró que Mampuján fuera la primera comunidad desplazada en Colombia a recibir sus reparaciones económicas.
    • Igual en 2013 Sembrandopaz asistió a las veredas de la Alta Montaña de Montes de María a organizar una marcha pacífica para presionar la Gobernación a  escuchar sus demandas. El Gobernador de Bolívar encabezo la delegación nacional que se encontró con los manifestantes en camino y comenzó negociaciones con los líderes comunitarios. Este encuentro en San Jacinto resulto en 91 acuerdos entre el gobierno y la Alta Montaña.
    • Sembrandopaz inició y participa en la Mesa Sucreña de Paz y la Mesa de Garantías de Defensores de Derechos Humanos en Sucre. Estos grupos de la sociedad civil se reúnen periodicamente para analizar y responder al contexto actual y organizar eventos públicos tales como vigilias, foros, talleres, y reuniones formales con funcionarios de las instituciones para discutir casos específicos de violaciones de derechos humanos.

    Ágoras Ciudadanas

    Sembrandopaz ha venido acompañando comunidades en los Montes de María en sus procesos de fortalecimiento organizacional e incidencia política efectiva, acompañamiento que se materializa, en gran medida, en la creación y consolidación de ágoras ciudadanas. Éstas, son espacios de aprendizaje, diálogo y deliberación en las que las y los miembros de una comunidad participan y diseñan estrategias para hacer parte e incidir en el proceso de toma de decisiones a nivel local, municipal, regional y nacional.

    En este sentido, Sembrandopaz viene impulsando desde su fundación, la creación de espacios donde se congregan los ciudadanos para dialogar y reflexionar sobre los problemas sociales, económicos, ambientales y culturales, y cómo éstos importan al desarrollo de una vida digna para el territorio. Entre estos espacios han ganado protagonismo, por sus acciones y apuestas, los que a continuación se relacionan:

    1.  A nivel local con las Ágoras Ciudadanas: Son espacios ciudadanos para el desarrollo de la política pública de paz a nivel territorial que desde el principio de sociedad civil organizada (organización comunitaria), articula al sector educativo (Comunidades educativas), sector Organizaciones Sociales, sector de Juntas de Acción Comunal y a las iglesias presentes en el territorio, Etnias, Mujeres y jóvenes en un principio sin excluir que otros sectores económicos y sociales puedan participar. Estos espacios ciudadanos buscan el diálogo de población entre sus sectores y ciudadanía con la institucionalidad, especialmente con esas instancias de la política pública de paz a nivel territorial (Consejos Departamentales y Municipales de Paz), y la consolidación de redes de justicia restaurativa con la promoción y conformación de equipos en cada uno de los sectores identificados para la formación de mediadores, el acompañamiento en la acreditación de conciliadores en equidad y la participación de la elección de jueces de paz que junto con las instancias institucionales se constituyen en gestores a nivel territorial de la política pública de paz a nivel nacional y local.
    2. A nivel regional con el Espacio Regional de Construcción de Paz de los Montes de María: es un espacio consolidado desde el año 2013 para la creación de una agenda de Paz desde y para el territorio, pensar el fin de la guerra y la incorporación de los procesos y acuerdos en el trabajo organizativo territorial para pensar la Paz. Esta plataforma se constituye en una instancia de participación, coordinación, discusión y concertación de las políticas, estrategias, programas y proyectos de las organizaciones vinculadas y tiene como visión ampliar sus redes y adhesión a otros espacios del Caribe y a nivel nacional. Esta plataforma comprende más de 35 procesos ciudadanos y comunitarios y cuenta con la participación de asociaciones campesinas, promotores y constructores de Paz, artistas, activistas y organizaciones de Base. La estructura del Espacio lo compone el grupo base donde confluyen las y los representantes de los actores presentes en la plataforma. Este grupo a través del desarrollo de un proceso de planeación anual ha venido definiendo en cuatro líneas de acción el accionar del ERCPMMA12 consolidando la operativización en un grupo facilitador (conformado por cinco representantes elegidos por el grupo base), y una secretaría técnica conformada por dos organizaciones. En la actualidad las líneas de acción sobre las que se definieron las acciones y apuestas son: i) Tierra, Territorialidad y Buen vivir, ii) Reconciliación y Convivencia, iii) Medio Ambiente y Defensa del agua y iv) Participación e Incidencia Política, estableciendo la línea de seguridad y protección transversal.

    Estética y Arte

    La dimensión de Estética y arte busca construir “el dialogo y reencuentro de iguales en desencuentro a través del arte. Generándose condiciones para el dialogo, se van transformando y encontrando redes de cordialidad entre los participantes. 

    El dialogo enfrenta las diferencias y  lleva a encontrar las coincidencias, a proyectarse al futuro y fortalecer la hermandad. 

    Lleva a reflexionar que para construir la paz se hace con el aporte de todos y todas, respetándose las diferencias.

    El arte contribuye a fortalecer la confianza entre las comunidades golpeadas por el conflicto, no se puede hablar de paz sino se teje la empatía entre los vecinos.

      El equipo de Estética y Arte está conformado por 3 artistas salvadoreñas que desde 2017 son voluntarias en Sembrandopaz.

      Han colaborado en la facilitación de 12 muros de paz en comunidades de Montes de María, construyendo lazos de hermandad, ayudando a la expresión de los participantes a través de los colores y formas, llevando al dialogo y la reflexión de sus dificultades y soluciones comunitarias.

      Los talleres de dibujo y pintura buscan estimular la seguridad en sí mismos de los participantes, fortaleciendo el trabajo en equipo y la creatividad usando como herramienta la pintura. Están dirigidos a jóvenes y niños de ambos sexos.

      Arte Reciclado ayuda a mujeres a crear instancias de encuentro dentro de su comunidad, afianzar el autoestima y aprender la importancia que tiene  reciclar bolsas plásticas y papel  transformándolos en productos de alta calidad que generen ingresos a su familia. Al mismo conocen el impacto negativo que provocan las basuras en su entorno.

      Escultura en Madera enseña a los jóvenes de ambos sexos a reusar la madera, productos de la naturaleza y darles valor agregado convirtiéndolos en obras de alta calidad.

      Ética y Espiritualidad

      Está línea de trabajo ofrece seminarios de Bioética donde se comparten conceptos sobre ética política, filantropía y desarrollo, los cuales van dirigidos a las distintas comunidad interreligiosa macro ecuménica, que puedan estudiar y mirar las diferentes tradiciones religiosas desde los distintos enfoque, para que sirvan en la construcción de sociedades tolerantes, respetuosas y defensora pacíficamente de sus tradiciones.
      Cabe anotar que esta línea va de la mamo con la parte administrativa de  sembrandoPaz, la línea de Producción y Derechos Humanos Reconciliación y Construcción de Paz, especialmente en las áreas de Jóvenes, Psicosocial y proyecto.

      La ética, se entiende y se promueve como el compromiso con el respeto a la dignidad humana por encima de las coyunturas y más allá de los acuerdos sociales convencionales.
      La espiritualidad, por su parte, se entiende como el proceso de adquirir conciencia de que todos estamos interconectados y que solos no podemos y no únicamente como religiosidad.
      Esto supone un trabajo consciente en el que la tolerancia, la humildad y la capacidad de escuchar al otro resultan en la tranquilidad espiritual del individuo y por lo tanto de la colectividad.
      · Apoyo psicosocial.
      · Reconstrucción de la memoria de la alta montaña.

      Translate »