Ética y espiritualidad

 Desde esta área estratégica el trabajo de acompañamiento está guiado por un compromiso con el respeto al individuo, a lo colectivo y a la diversidad. Desde este plano ético y espiritual SEMBRANDOPAZ constantemente se replantea la pregunta ¿quiénes somos?, a fin de mantenerse enfocada y consecuente con su objetivo social: la sustentabilidad de las comunidades. Desde este ámbito, la ética se entiende y se promueve como el compromiso con el respeto a la dignidad humana por encima de las coyunturas sociopolíticas y más allá de los acuerdos sociales

convencionales. La espiritualidad por su parte, se entiende como el proceso de adquirir conciencia de que todos estamos interconectados y que solos no podemos y no únicamente como religiosidad. Esto supone un trabajo consiente en el que la tolerancia, la humildad y la capacidad de escuchar al otro resultan en la tranquilidad espiritual del individuo y por lo tanto de la colectividad. Este accionar en la región y todo el tiempo de trabajo y acompañamiento ha dado como resultado el cultivar la confianza y el respeto entre SEMBRANDOPAZ y las comunidades que acompaña en interacción con sus organizaciones de base.

Contact Info

Translate »