Aprendiendo a Documentar la Memoria Histórica

Archivo del equipo de reporteros audiovisuales del proceso de Memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar 2015
Archivo del equipo de reporteros audiovisuales del proceso de Memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar 2015

Aprendiendo a Documentar la Memoria Histórica.

por Allie Prescott, voluntaria en comunicaciones

publicado el 9 de Febrero, 2016.

Sembrandopaz, en conjunto con el Centro Nacional de Memoria Histórica, ha estado colaborando en un proyecto de memoria histórica durante 2015 con 13 líderes y jóvenes seleccionados de varias comunidades de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar, con el impulso inicial y acompañamiento del Movimiento Pacífico de la Alta Montaña.
La idea para este proceso de memoria se originó de líderes comunitarios de la Alta Montaña quienes durante las negociaciones con funcionarios Gubermentales que resultaron de la Caminata Pacífica en 2013, expresaron su deseo de documentar lo que había sucedido y sigue sucediendo en su región. Sin embargo, en vez de tener documentadores de afuera quienes harían las entrevistas y documentación, querían que se capacitaran jóvenes y adultos de la Alta Montaña para llevar a cabo el proceso. Se hizo una propuesta formal con la ayuda de Sembrandopaz la cual fue aprobada y el proyecto comenzó en abril 2015.

En Centro de Memoria Histórica en conjunto con Sembrandopaz facilitó la capacitación de cuatro documentadores y nueve fotógrafos (´reporteros´) de la región, la mayoría de los cuales son menores de 28 años. Todos son líderes en sus comunidades y miembros organizadores de los Jóvenes Provocadores de Paz, el brazo juvenil del Movimiento Pacífico de la Alta Montaña.

Este proyecto pretende documentar, a través los testimonios de las víctimas, las violaciones de los derechos humanos, una historia colectiva de violencia, la organización comunitaria y la resistencia, ayudando con la promoción de la dignidad, la comprensión de los hechos violentos, el aporte a la paz sostenible y el fortalecimiento de los lazos inter-comunitarios.

Para cumplir esta meta los documentadores, quienes son miembros de las mismas comunidades de la Alta Montaña, van a áreas donde hubo violencia y realizan conversatorios colectivos, entrevistas, documentación fotográfica y audio visual. Al final del proceso, después de la aprobación del Movimiento Pacífico, la información recogida se hace disponible al público, a instituciones educativas y Museos.

Aunque todos los documentadores y reporteros habían sido impactados personalmente por el conflicto, el proceso de recoger la información les ayudó a comprender la magnitud de la violencia y la situación actual en que muchos viven.

Esto marca la primera vez en la cual la recolección de información a través entrevistas y medios visuales se realiza por la misma gente de la comunidad que está siendo estudiada. Muchos sienten que eso ha ayudado significativamente el proceso de recoger información. ‘Hay una confianza que influya mucho lo que escuchamos. Ya conozco muchas personas. Como reportero, nos sentimos como familia. La gente se siente bien’ comentó Glenda Jaraba, una joven de 19 años de la comunidad de Camaroncito.

Para Naun Álvarez, un joven líder de 25 años de la comunidad de Camarón y uno de los cuatros investigadores escogidos para llevar a cabo las entrevistas, “Es importante conocer las historias de nuestras raíces. Si no conocemos las historias, no podemos saber lo que vamos a luchar. No hay la trayectoria. Me siento muy privilegiado. Es un privilegio saber que antes del conflicto, la gente vivía muy bien. A ver cómo queda después. Es triste y no conocíamos todo lo que paso. Mucha gente sin tierra, sin padre, sin familia. Cuando cuenta las historias, puede ver la fortaleza que tiene el campesino. El campesino tiene un valor. Son muy humildes y luchadores.”

Esta regiones, conformada por 52 comunidades con más de 20.000 mil personas en retorno, fue impactada gravemente por el conflicto armado entre 1985 y 2008, de ahí la gran inseguridad que aun mantienen sus habitantes cuando de documentar se trata. Se decía que si entras la Alta Montaña no sales. La guerrilla aprovechó el terreno montañoso para esconder sus campamentos y muchos campesinos fueron asesinados o desplazados debido a la violencia que se generó entre la guerrilla, las fuerzas armadas, y los paramilitares.

La mayoría de las escuelas fueron bombardeadas, ocupadas por las fuerzas armadas, o abandonadas, las iglesias destruidas, casas demolidas, y la tierra abandonada. Los investigadores escucharon historias de como las familias vivieron en un miedo constante, tanto, que tenían listas las maletas para huir en cualquier momento.

Ruidos tan normales como el picoteo de pájaro fueron confundidos por el sonido de tiros y resultaban en que la gente corriera de sus casas. Según Naun, apenas un 5 % no se desplazó durante el conflicto, y la mayoría de las familias desplazadas no han retornado todavía.

Muchas de las familias solo han retornado en los últimos diez años. Según Naun, “Hemos recuperado la mitad. Estas comunidades están luchando para un cambio. Cuando vinimos en 2005/2007, empezaron nuevamente. Este proceso ha tenido un impacto porque estamos buscando el desarrollo. Ayuda a despertar los campesinos. Antes llegaba en la tarde con la misma rutina pero después que nace el movimiento todos están buscando y pensando en mejorar sus vidas, buscando por todos los oportunidades.”

Archivo del equipo de reporteros audiovisuales del proceso de Memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar. 2015
Archivo del equipo de reporteros audiovisuales del proceso de Memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar. 2015

Este proceso de investigación y documentación crea un espacio seguro donde se pueden compartir las historias, un espacio que no existía antes para mucho gente. ‘Es un proceso muy importante porque muchas personas del campo no pueden hablar sobre lo que paso. No tenía confianza entre ellos. Ahora tiene este proceso y oportunidad para hablar. Era traumático, ver un asesino de un hermano. Es difícil para superar. Pero cuando hablamos, se siente mejor. Saber lo que puede dar la familia. Hemos hablado con mucha gente, muchos que antes no hablaron porque tenía miedo. Ahora si están hablando. Cada día hay un ánimo para vivir” dijo Naun.

David Estrada, un reportero de Puerto Mesita, comparte eso. ‘Veo el cambio que ha causado y el impacto de lo que estamos hacienda en las comunidades. La gente ya no quiere guardar silencio sino ser escuchado.”

A través fotos y videos los reporteros tienen la oportunidad de mostrar la gente y el medio ambiente de la región después del conflicto. Kristian Sanabria, un fotógrafo de Sembrandopaz que ha vivido en la Alta Montaña, no solo ha enseñado a los jóvenes como usar una camera sino como usar la fotografía para contar historias. Muchas de las fotos muestran la gente trabajando en sus campos y la belleza natural de los paisajes. Las fotos demuestran desde las madres cuidando a sus hijos y los campesinos cultivando la tierra, el uso de la ‘hornilla’ el fogón tradicional, reuniones del Movimiento Pacífico, como las comunidades trabajan en conjunto para pescar, para llevar el sustento a sus familias, los niños viajando en burro, los escombros de las escuelas bombardeadas que ahora funcionan al aire libre, igual la contaminación del agua debido a la siembra masiva de palma aceitera y piña. En el proceso, los fotógrafos aprenden a pensar críticamente sobre algunos de los problemas en sus comunidades.
Aunque el proceso no ha terminado, los documentadores y reporteros sienten un sentido de orgullo en sus orígenes, en su futuro, la fuerza y la resiliencia que tienen y que cada día van desarrollando aferrándose en la idea y la esperanza de la reconciliación y la reconstrucción.

“Ser un campesino es un privilegio. Las ciudades no existirían sin nosotros. Estamos beneficiando mucha gente. Somos muy felices ser campesinos. Es 100% nuestra identidad. Hay muchas ideas que somos sucios y sin educación, pero vivimos en tranquilidad y sentimos muy bien. Quizás no tenemos vía, pero queremos lo que hay” según Naun.

Archivo del equipo de reporteros audiovisuales del proceso de Memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar. 2015
Archivo del equipo de reporteros audiovisuales del proceso de Memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar. 2015

5 ideas sobre “Aprendiendo a Documentar la Memoria Histórica”

Los comentarios están cerrados.