Bienaventurados cuando de manera injusta os vituperéis

El siguiente es el texto completo de una carta reciente de Jorge Montes, lider campesino injustamente encarcelado desde septiembre de 2013: jorge2

Valledupar – Cesar

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA

Cárcel de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar (Tramacua)

Jorge Luis Montes Hernández, identificada con la cedula de ciudadanía #3.860.450, expedida en El Carmen de Bolívar.

Conocido en la región de los Montes de María más puntual en el municipio del Carmen de Bolívar, San Jacinto y Monte Cristo en el municipio de María la Baja Bolívar, como un defensor de los derechos de las víctimas del conflicto armado que ha dejado secular en esta subregión del país. Ex concejal del municipio del Carmen de Bolívar periodo 2008 – 2011, por el partido Cambio Radical. Promotor Rural de Salud en la zona Alta de la Montaña del Carmen de Bolívar, Marzo 16 de 1995 – 5 de enero de 2001. Docente en la vereda El Milagro del corregimiento de Santo Domingo de Meza en el municipio del Carmen de Bolívar, en el año 2003. Vacunador en el programa APS (Atención Primaria en Salud) con la Cruz Roja Colombiana de Sincelejo, Septiembre – Diciembre de 2001.

Reconocido líder campesino en la zona rural del Carmen de Bolívar desde 1996 hasta la fecha. Coordinador General de la Caminata Pacífica realizada del 5 al 7 de Abril de 2013 por 1000 personas de la zona Alta del Carmen de Bolívar, caminata que se realizó desde la zona rural de los municipios de El Carmen de Bolívar, San Jacinto y María la Baja. Hasta la cabecera municipal de San Jacinto alrededor de 15 kilómetros. Tal caminata buscaba la reparación integral de las víctimas del conflicto tal como lo contempla la ley 1448 conocida como Ley de Victimas y Restitución de Tierras.

He sido un gran luchador por ver las comunidades rurales organizadas, en Junta de Acciones Comunales como lo consagra la ley 742 de 5 de Junio de 2002 sobre órganos comunales.

Tal proceso lo he llamado un proceso integral, porque se trata de manera pacifica establecer un diálogo permanente con las autoridades civiles del estado, con el fin de buscar de manera concertada el desarrollo de nuestras comunidades, además el proceso tiene un factor que lo llamaría el más importante, por que busca la reconciliación de todas las comunidades victimas del conflicto ya que este flagelo dejó una gran secuela entre comunidades; lo cual destruyó ese gran tejido social de unidad y sentido común de las comunidades de nuestra zona. Para fomentar esta unidad se han realizado actos de noviolencia, jornadas deportivas con el apoyo de IDERBOL (Instituto de Deporte de Bolívar), reuniones interveredales de análisis y construcción de memoria, actividades sociales de conculcación y análisis de contexto de todos los hechos antes, durante y después del conflicto, con el fin de concluir en que somos orillas del mismo rio y destruir esa gran barrera de resentimiento y odio que dejo el conflicto al interior de nuestras comunidades.

Tengo 38 años los cuales orgullosamente los he vivido en la zona rural de mi municipio en donde soy conocido por todos los habitantes de la zona y no precisamente por delincuente, sino como un reconocido líder defensor de los derechos de las comunidades más desfavorecidas de mi región.

Todos los procesos que he desarrollado han sido a la luz pública y en la mayoría de las veces bajo la vigilancia y observancia de la fuerza publica y de las autoridades civiles. Tal fue el caso de la caminata pacifica realizada en abril del año anterior, en donde en todas las reuniones de planeación y organización estuvieron siempre presente la Infantería de Marina (Coronel Abellaneda, Capitán Aristisaba), por la Policía Nacional (mayor franco y teniente mato entre otros). También asistió personal de inteligencia del estado.

Por las autoridades civiles, siempre participaron personas de la Gobernación de Bolívar: Roberto Camargo, Asesor de la Secretaría de víctimas, Claudia Ayola, Secretaría de Victimas del departamento, como también participó personal de la Alcaldía del Carmen de Bolívar, los cuales fueron invitados por el equipo coordinador de la caminata. También estuvo siempre presente la unidad de Victimas del departamento en cabeza del Dr. Arturo Zea Solano, y su equipo de trabajo. También estuvieron presente en algunas reuniones funcionarios como Camilo Matiz de la Unidad Nacional de Victimas, los cuales nos brindaron apoyo logístico, al considerar que se trataba de una actividad pacifica entregada por personas de bien.

Todos campesinos victimas del conflicto y tal proceso se hizo basado en el respeto y la transparencia y bajo la legalidad de las leyes colombianas.

En este proceso también se pudo contar con organizaciones de acompañamiento tales como: la Asociación Sembrando Semillas de Paz – Sembrandopaz – en cabeza del Dr. Ricardo Esquivia Ballestas y su equipo de trabajo, el Colectivo de Comunicaciones de los Montes de María en cabeza de Soraya Bayuelo y su equipo de trabajo, PNUD en cabeza del Dr. Aldo Morales, quien tuvo la oportunidad de participar de varias reuniones, Movimiento por la Paz MPDL, ILSA, Pastoral Social, entre otras, lo que deja claro que fue un proceso transparente y respetuoso que no alteró en ningún momento el orden y tampoco hubo enfrentamiento con la fuerza publica y mucho menos hubo capturados en ese momento. Pues lo que se buscaba era generar espacios de concertación directa con los gobiernos locales y el gobierno nacional para tratar de dar solución a los miles de problemas que tienen las comunidades en sus derechos socio-económicos, deuda histórica que tiene el estado colombiano.

He sido un hombre que me ha caracterizado por el respeto a mis con ciudadanos y a las leyes nacionales y puedo asegurar que no hay un comandante de alguna organización ilegal que me pueda señalar como miliciano de su organización por que mis únicas armas son las leyes que amparan los procesos sociales, tales como: Ley 742 sobre órganos comunales, Ley 1448 de Víctimas y Restitución de Tierras, Ley 136 sobre mecanismos de participación ciudadana del pueblo, constitución política de Colombia articulo 35 y otros además de la convención de derechos humanos. Todos los procesos se han fomentado con el fin de contribuir a una paz duradera en nuestra región.

Considero que mi único enemigo son las pelea por que me caracterizo por tener muchas amistades.

Desde el año 2005 comencé a sufrir la persecución y estigmatización del estado colombiano, por el solo hecho de organizar y liderar acciones comunales, lo que llevó a que me capturarán por primera vez el día 5 de diciembre del año 2007 por el delito de rebelión, lo que me llevo a entender que defender sus derechos que la CPC nos otorga es un acto de rebelión contra el estado.

En ese momento se pudo evidenciar que todas las acusaciones que me hacían era por ser dirigente comunal hecho este que se puede comprobara en el sumario de la investigación. En ese proceso pusieron 9 (nueve) testigos en mi contra pagos por el mismo estado, lo que codujo a que después de 2 (dos) meses quedará en libertad por falta de pruebas, ya que dichas acusaciones fueron desvirtuadas por personal de las mismas comunidades donde presuntamente se habían cometido los delitos y en algunos casos por familiares de los mismos acusantes, cabe anotar que todo este montaje se hizo porque yo había aspirado al consejo municipal de El Carmen de Bolívar por el partido Cambio Radical, quedando electo para el periodo comprendido entre 2008 – 2011 en representación de la zona rural parte alta del Carmen de Bolívar. La persecución continuó logrando que me suspendieran del cargo, suspensión que duró un año. El 10 de febrero de 2009 el fiscal que llevaba la investigación revocó la suspensión y me devolvieron la curul y en ese momento parece que esa pesadilla había terminado. En el año 2013 después de haber terminado el periodo como concejal de mi municipio regresé a la zona rural para fortalecer el proceso organizativo de la zona en busca de la reparación integral transformadora que propone la Ley 1448 y al mismo tiempo luchar por la integración y reconciliación de la zona.

En esta oportunidad logramos con todos los presidentes de las juntas comunales de la zona alta del municipio organizar la caminata pacifica que antes mencioné, después de haber realizado la caminata habiendo transcurrido unos escasos dos meses, se comenzó a escuchar el comentario de que me capturarían porque la caminata había estado presionada y financiada por la guerrilla, comentarios estos que me causaron mucha extrañeza porque la fuerza publica dice que acabaron la guerrilla en la zona y por lo tanto fue declarada zona de consolidación.

Los comentarios no me preocuparon porque jamás he tenido nada que ocultar, pero para sorpresa el día 9 de septiembre de 2013 fui capturado en el Carmen de Bolívar por orden del Fiscal 25 de la UNDES Montería por los delitos de:

  1. Concierto para delinquir, agravando con fines de homicidio.
  2. Desplazamiento forzado.
  3. Secuestro extorsivo.
  4. Conformación y financiación de grupos al margen de la ley
  5. Desplazamiento forzado de población civil
  6. Homicidio en persona protegida por el DIHH
  7. Rebelión

Cabe anotar que en el formato de la orden de captura no había espacio para colocar más delitos de los contrario la lista había continuado.

Como se puede evidenciar son tantas las ansias de los que armaron este gran complot en mi contra de verme condenado que si le colocamos de 15 años por delito me tocaría pagar una pena de más de 100 años de presión.

Causa mucha preocupación y extrañeza que el administrador de justicia, aun contando yo con la presunción de inocencia de inmediato y con mucho afán me envió a una cárcel de Alta Seguridad y muy distante de mi familia por ser una persona no acta para la sociedad. Pero todo esto con la finalidad de aislarme de mi familia y aún más del contacto con las comunidades que he liderado durante mucho tiempo. Se nota la ironía con que me están procesando que solo se otorgo permiso por parte del ente investigador para que mi familia me pueda visitar después de seis largos meses lo que he considerado como un secuestro.

Se puede también observar el complot desde el punto que siendo yo oriundo del departamento de Bolívar y según la investigación los hechos delictivos de los que me acusan fueron cometidos en ese mismo departamento, mi orden de captura y la investigación sean llevadas en Montería departamento de Córdoba.

Pero es claro que todo esto se hace porque saben que soy una persona de escasos recursos económicos y de esta manera se me dificulte el derecho a la defensa.

Causa mucha preocupación que en un estado social y democrático como el nuestro se penalice la defensa de los derechos humanos y se premie con sueldos mensuales a los verdaderos delincuentes para que sean testigos en contra de los defensores de derechos humanos de las poblaciones más desfavorecidas del país, siendo que los testigos en contra son los verdaderos responsables de los delitos que a mi se me imputan.

También es bueno analizar que los hechos por los que me capturaron fueron cometidos en el año 2000 y después de eso yo estuve preso por el delito e rebelión como lo manifesté anteriormente en el año 2007 y causa sorpresa que en esa oportunidad después es que se dan cuenta que presuntamente fui yo el que los cometí.

Es mi deber informar todo esto a la opinión publica para que tengan conocimiento de todas las persecuciones que sufrimos los que queremos el desarrollo de nuestras comunidades.

Ronde en mi una gran preocupación y es la que después de este gran complot al estado colombiano todavía le queda una herramienta para usar en mi contra y es la de asesinarme como lo ha hecho la fuerza publica con varios dirigentes campesinos en varias regiones del país, de los cuales puedo mencionar en mi región el asesinato de Luiz Gómez, porto en el municipio de Colosó – Sucre y el de Patricio Florez en la vereda Tierra Grata del municipio del Carmen de Bolívar entre otros, los cuales fueron presentado como guerrilleros dados de baja en combate y luego se pudo demostrar que eran campesinos dirigentes comunales, por lo que no me causa extrañeza que pueda suceder lo mismo conmigo que tras este complot hay altos personajes de la fuerza publica.

Informo a la opinión publica que si esto sucede conmigo es otro falso positivo de los miles de millones que ha cometido la fuerza publica contra complicidad del estado.

No tengo que decirles que soy inocente, porque son ustedes los que me vieron nacer y crecer y que conocen cuales han sido las actividades que he desarrollado los que pueden hablar de mi inocencia.

También tengo que decirles que yo gozo de paz interior, porque no tengo ningún remordimiento de conciencia porque jamás he pertenecido a ningún grupo y tampoco lo haré porque mis armas son las leyes colombianas que me permiten luchar en beneficio de los más desfavorecidos.

Por otro lado me causa admiración que en las actuales acusaciones que se me hacen, se basan en decir que es que tengo mucho poder en las comunidades que lidero y que voy a aspirar a la Alcaldía de mi municipio y posteriormente a la Gobernación como si esto en caso de su así fuera un pecado, lo que deja muy claro que es una persecución política lo que existe en mi contra, pero también tengo claro que en nuestro estado colombiano los campesinos de bajos recursos no pueden aspirar a cargos de elección popular porque nos convertimos en unos perseguidos por el mismo estado que debe garantizar el goce de los derechos a elegir y ser elegido.

Tengo que ser sincero y decirle a mis opresores que aunque me quiten la libertad y si es posible la vida, jamás podrán borrar las ideas que quedan en la población que he liderado y los cuales pueden dar fe de que no soy ningún delincuente y también tengo claro que los bueno lideres tienen que sufrir para poder triunfar y de ejemplo. Tenemos a Nelson Mandela, Cristóbal Colón, Simón Bolívar, Pedro de Heredia, entre otros.

Tengo bien claro que jamás he cometido delitos contra el estado ni en contra de ningún con ciudadano mío, porque mis valores éticos y morales no me o permiten y mientras pueda seguir luchando por la defensa de los derechos de las comunidades más vulnerados de mi región y desde la cárcel lo haré por todos esos presos que al igual que yo son inocentes y se les han violado sus derechos de manera injusta.

También tengo que informar a la opinión publica en general que esta experiencia me fortalece y me permite tener más claridad de la realidad que en materia de derechos humanos enfrenta nuestro estado y los invito a despertar y unidos hagamos frente a estas constantes y sistemáticas violaciones de nuestros derechos y que ha sucedido a lo largo de nuestra historia.

Invito a todas las organizaciones defensoras de derechos humanos a que hagan un SOS en nuestra región por nuestros derechos. Ya que solos no podemos con este gran elefante que nos tiene bajo la tortura, estigmatización y re-victimización como victimas.

En el anterior proceso me enfrené a 9 testigos. Hoy estoy enfrentando a 15 testigos materiales faltando por conocer los intelectuales y que no se sabe cuántos son. Como quiera que sea puedo garantizar a la opinión publica en general que todo lo que existe en mi contra es un vil montaje y que confió en la justicia divina por que confiar en la justicia terrenal es apoyar la corrupción y también tengo claro que es difícil pero no será imposible descubrir a los actores de estos 12 años de infancia 4 y persecución en mi contra.

Este terrible e inhumano acontecimiento me ha llenado:

  1. de tolerancia: porque no odio ni odiaré a mis opresores, pues la venganza es de Dios y él pagará a cada quien de acuerdo a sus obras.
  2. de paciencia: porque he aprendido a tener paciencia y manejar el desespero
  3. de fe: porque tengo la plena confianza que saldré libre y con la frente en alto.
  4. de amor: porque no tengo sed de venganza
  5. de paz interior: creo que este es el mejor porque mi conciencia no me acusa y estoy convencido que jamás he participado y no participaré en actos de los que me tenga que arrepentir y mucho menos que salgan afectados mis semejantes.

Son muchos los valores que de manera positiva me acompañen y eso me tiene lleno de optimismo y sobre todo por que mi inocencia me dice que no pre preocupe que es necesario que todo esto acontezca.

Desde mi lugar de reclusión envío saludos y mi más grandes agradecimientos a todos los que me han apoyado y que además han creído en mi.

Ruego a Dios una bendición especial para mis opresores y que prospere a ellos y a sus familiares y que la dicha y la prosperidad sean sus compañeros cotidianos.

No desmayare porque él que persevera alcanza.

Me despido de todos y todas confiando en esta bienaventuranza: bienaventurados cuando de manera injusta os vituperéis.

Un fraternal abrazo y les invito a seguir luchando por la defensa de nuestros derechos que es dura pero no imposible.

Vencer es mi objetivo y si yo logro vencer todos venceremos, porque yo soy con ustedes y ustedes conmigo y si Dios es con nosotros quien contra nosotros.

Bendiciones del cielo.

Atentamente,

 

Jorge Luis Montes Hernández